PREGUNTAS FRECUENTES

Son espacios territorialmente zonificados, lo cuales permiten el desarrollo de actividades económicas relacionadas con vocación productiva de la zona y/o en la cual se aprovecharán las potencialidades de la misma, para el desarrollo productivo. El objetivo de estas ubicaciones es atracción de la inversión nacional o extranjera en servicios, facilidades e infraestructura, que genere un adecuado clima de negocios para promover el desarrollo económico local

Los PDP son una estrategia que busca el fomento y reactivación productiva territorial, es decir de manera local. No limita en ningún sentido que estas zonas apliquen para su declaratoria como una ZEDE, siempre que cumpla con los lineamientos para su establecimiento según la normativa establecida para el efecto. Los polos buscan una integración económica a partir de inversiones privadas, encadenamiento productivo y mejora competitiva sectorial.

Las inversiones que se desarrollen en los PDP, podrán acogerse a los beneficios contemplados en la normativa vigente, cuando les sean aplicables en función del proyecto a implementarse. Caso de ellos son los que se enuncian en la Ley de Fomento Productivo y su reglamento con exenciones tributarias en el impuesto a la renta, impuesto a la salida de divisas y estabilidad jurídica. Además, las inversiones en estas zonas gozan de un reconocimiento y auspicio de los gobiernos central y seccional que permite acceder a un acompañamiento y orientación técnica para sus inversiones fomentando un mejor clima de negocios a nivel local, regional, nacional e internacional.

Pueden ser presentadas por el sector privado a través de la iniciativa individual o en forma asociativa, así como bajo el patrocinio de gobiernos autónomos descentralizados provinciales, municipales y/o parroquiales.

Todos los sectores productivos permiten que bajo un proyecto de fomento territorial puedan ser declarados como polos de desarrollo productivo, siempre que cumplan los siguientes lineamientos:

  • Zonificación, ordenamiento territorial y uso de suelo, con los documentos de respaldo de la misma;
  • Identificación de vocación productiva que permita identificar oportunidades de encadenamiento, así como aprovechamiento de las potencialidades territoriales
  • c. La existencia o potencialidad de desarrollar servicios básicos y conexos necesarios para las cadenas productivas; y,
  • Contar con proyectos y/o empresas ancla que realizarán inversiones en dicho polo y colaborarán con la promoción de los PDP

Claro. Lo que busca la estrategia de declaratoria es realizar además una orientación para que las inversiones se beneficien de los incentivos establecidos en leyes como son el Código Orgánico de la Producción, Comercio e Inversiones, Ley de Fomento Productivo, Ley de Asociaciones Público Privadas, entre otras.

Las ZEDE son un esquema de espacio extraterritorial en el cual aplican condiciones de destino aduanero y cuyas actividades económicas se enmarcan en el ámbito de exportación de bienes y servicios. En estos espacios aplican además diferentes exenciones tributarias y arancelarias de conformidad a la normativa vigente. Las ZEDE sí pueden estar contenidas en un polo de desarrollo, sin que por ello se otorguen más incentivos que los establecidos en la ley. En ningún caso, la declaratoria de polo de desarrollo es un pre-requisito para el trámite de declaratoria de ZEDE o beneficia de forma directa a dicho trámite.